La importancia del riego en el almendro

La importancia del riego en el almendro

El riego tiene siempre un papel esencial en la productividad de los cultivos. Y esto es algo que se cumple con creces en el caso del almendro. Es tal la importancia del riego en el almendro que está comprobado que los almendros de regadío obtienen importantes aumentos de productividad si los comparamos con los almendros de secano. Tanto es así que pueden obtenerse hasta 3.500 kg grano/ha en regadío, frente a la media de 120 kg grano/ha en secano.

Si estás interesado en la importancia del riego en el almendro, quizá te guste leer este post sobre la fertilización del almendro.

¿Por qué es tan importante el riego en el almendro?

En este cultivo, la proporción de agua que se emplea en el riego es proporcional a la producción de este árbol. Por tanto, a más agua, más producción. No obstante, al llegar a un volumen máximo de agua anual, el cultivo no experimenta una producción mayor, sino que se frena en su producción máxima.

Esta importancia del riego en el almendro es aún mayor en primavera. Ya que en esta época del año tienen lugar las fases más sensibles al déficit de agua, por afectar directamente a la producción del árbol. Estas son la floración, el cuajado, el crecimiento del fruto y desarrollo de las yemas.

Otro momento clave del riego del almendro es el de la post cosecha, puesto que la cantidad de agua que se aplica sobre el cultivo está relacionada con una mayor producción en la cosecha siguiente.

Si quieres obtener una buena producción de almendras, deberás esmerarte en hacer árboles grandes. Ya que el volumen de la copa del almendro está relacionado igualmente con su producción. Otra opción es aumentar el número de árboles por hectárea, para tratar de sacar provecho a esta relación.

Por otro lado, el tamaño de la copa depende del tamaño de las raíces. Así que para obtener un almendro de gran tamaño, hay que prestar atención a al expansión de las raíces. Para ello, te ayudará elegir los mejores productos y fertilizantes para almendros, así como lograr una buena instalación de riego que facilite unas buenas condiciones de suelo, en el que las raíces crezcan.

Esta expansión de las raíces tendrá más peso en los primeros años de la plantación, cuando se tendrá que velar por obtener este sistema radicular de gran volumen.

¿Cuánta agua necesita un almendro?

La respuesta a esta pregunta depende mucho de si cultivamos almendros de secado, o de regadío. Otra práctica cada vez más común es proporcionar riego de apoyo por goteo, cuando la disponibilidad del agua así lo permite.

Se estima que el este cultivo necesita un consumo medio de 3.000 m3/ha para obtener una buena producción.

¿Cuántos litros de agua necesita un almendro?

El caudal de los goteros deberá estar comprendido entre 1,6 y 2,3 l/h y la separación entre ellos de 50 y 75 cm. Si el suelo es ligero y drenante, bastará con caudales más bajos y menor separación entre ellos. Mientras que en suelos con más capacidad de retener el agua se pueden instalar gotros de mayor caudal y mayor separación. Podemos concluir pues, que conocer el tipo de suelo es fundamental para dar con el sistema de riego más adecuado.

Desde nuestra tienda de fertilizantes online ofrecemos un servicio completo para cultivadores de almendros, con fertilizantes personalizados para cada cultivo.

¿Quieres saber más? Contacta con nosotros y pregunta por los fertilizantes para almendros que tenemos para ti.

Comparte:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Tabla de Contenidos
NUESTROS AGENTES COMERCIALES ESTÁN PARA AYUDARTE
Artículos relacionados
Fertilización del mango

Fertilización del mango

Si estás interesado en la fertilización del mango, este post te interesa. Te traemos información sobre este cultivo tan prometedor y de creciente interés internacional.