¿Cómo optimizar el uso de nitrógeno en tu cultivo?

optimizar el uso de nitrógeno en tu cultivo

Hoy te contamos cómo optimizar el uso de nitrógeno en tu cultivo.

Existen una serie de elementos que resultan esenciales para la nutrición mineral de los cultivos. El uso de nitrógeno en tu cultivo constituye un aporte fundamental, de un elemento primario. Este, junto a otros elementos primarios (potasio y fósforo), secundarios y microelementos puede ayudarte a cubrir todas las necesidades nutricionales del cultivo.

El principal problema con el nitrógeno es que se vuelve poco eficiente en la naturaleza. Por eso, para poder optimizar el uso de nitrógeno en tu cultivo debes conocer bien el ciclo del nitrógeno.

¿Cómo se obtiene nitrógeno de manera natural para el cultivo?

Antes de conocer el ciclo de nitrógeno, conviene saber de qué forma se producen ganancias de nitrógeno dentro del sistema atmósfera-suelo-planta del cultivo.

Las plantas obtienen nitrógeno por:

  • Deposición atmosférica
  • Fijación microbiana
  • Aportación del agua de riego
  • Mineralización de materia orgánica
  • Fertilización orgánica y mineral

     

Por otro lado, también se producen pérdidas de nitrógeno por:

  • Volatilización.
  • Lixiviación
  • Desnitrificación.
  • Inmovilización

     

Pérdida de nitrógeno por lixiviación

La lixiviación es un proceso que ocurre cuando la parte móvil de la reserva de nitrógeno mineral se ve arrastrado fuera de la zona de las raíces de la planta. Esto ocurre cuando el riego es excesivo o la lluvia intensa.

La pérdida de nitrógeno por lixiviación se produce durante la nitrificación. Este proceso se da por las bacterias Nitrosomas y Nitrobacte, y ocurre en dos etapas. El resultado final es la transformación del nitrógeno de amoniacal a nítrico.

Esto quiere decir que las pérdidas de nitrógeno por lavado sean más elevadas. Ya que cuando el nitrógeno está en forma nítrica, se encuentra disponible para la planta por un espacio de tiempo más breve, ya que no es retenido en el completo arcillo-húmico del suelo.

Una forma de optimizar el uso de nitrógeno en tu cultivo es con un fertilizante que incorpore en su formulación.

Fertilizantes nitrogenados y fertilizantes inhibidores de la nitrificación

Los fertilizantes nitrogenados son aquellos productos que en su composición está presente el nitrógeno o sus derivados. Los fertilizantes nitrogenados se usan para garantizar el crecimiento de las plantas y así mismo fomentar la estructura celular.

Por la pérdida de nitrógeno por lixiviación, y por los otros tipos de pérdidas de nitrógeno que se producen en la naturaleza, también es importante optimizar el uso de nitrógeno en tu cultivo con fertilizantes que combaten esta pérdida de nitrógeno.

Los fertilizantes que optimizan el uso de nitrógeno incorporan inhibidores de la nitrificación. Estos combaten la actividad y proliferación de bacterias Nitrosomas, retrasando el proceso de oxidación de nitrógeno amoniacal a nítrico.

De esta forma se retrasa el proceso natural de oxidación de nitrógeno amoniacal a nítrico. Y como consecuencia de este retraso, el nitrógeno amoniacal es mejor retenido el suelo. Gracias a esto, el nitrógeno está disponible en el suelo durante más tiempo, para que la planta pueda aprovecharlo.

En Nevián Fertilizantes encontrarás todos los abonos y fertilizantes que tu cultivo necesita. Contacta con nosotros para formular los fertilizantes a medida que requiere tu cultivo en cada momento.

Desde Nevián Fertilizantes sabemos lo importante que es para ti la nutrición de los cultivos. Por eso te ofrezcamos unos productos de garantía para satisfacer sus necesidades.

Somos una empresa de fertilizantes con una gran experiencia y que pone la misma al servicio de sus clientes para garantizar que estos cultivos deriven en buenas cosechas cuando sea preciso.

Comparte:
Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Tabla de Contenidos
NUESTROS AGENTES COMERCIALES ESTÁN PARA AYUDARTE
Artículos relacionados
Fertilizante de arranque o starter

Fertilizante de arranque o starter

¿Conoces la función del fertilizante de arranque o starter? Tras un trasplante o plantación de semillas, las plántulas necesitan de una nutrición especial para permitir