Cambio normativo de gestión de residuos de envases agrarios

Cambio normativo de gestión de residuos de envases agrarios

Hoy te contamos en qué consiste el cambio normativo de gestión de residuos de envases agrarios.

El pasado abril, el Gobierno publicó la nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados, con novedades que afectan a la mayoría de empresas. Con la aprobación de este Real Decreto (RD) de envases y residuos de envases, las empresas productoras pasarán a tener una serie de obligaciones relacionadas con la Responsabilidad Ampliada del Productor (RAP) respecto a envases industriales y comerciales. Por lo que como productores de abonos, soluciones líquidas y fertilizantes sólidos, en Nevian Fertilizantes nos sumamos al cambio normativo de gestión de residuos de envases agrarios.

¿En qué consiste el cambio normativo de gestión de residuos de envases agrarios?

Con la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, las empresas productoras, distribuidoras o importadoras que utilizan envases y embalajes industriales y comerciales para vender sus productos en el mercado español, tendrán que hacerse cargo de la gestión de los residuos generados. Esta nueva gestión de los envases se producirá en un marco exigente, que incorpora registros, garantías financieras y reportes periódicos.

Con este cambio, la responsabilidad de la gestión de los envases utilizados en el sector agrícola ha pasado a estar en manos de los agricultores, a ser parte de la gestión de la empresa que produce los envases y productos agrícolas.

Objetivo del cambio normativo de gestión de residuos de envases

Aunque ya existían leyes encaminadas a cumplir con el objetivo de transformar la Unión Europea en una ‘Sociedad del reciclado’ y contribuir a la lucha contra el cambio climático, hasta el momento la responsabilidad de la gestión de residuos era del generador del residuo, es decir, del cliente que compra los productos envasados.

El objetivo de la nueva normativa es mejorar la economía circular de los envases, ya sea para la reutilización de los mismos como para su reciclado.

Con la obligatoriedad de asumir esta responsabilidad y de asegurar la gestión adecuada de los envases agrarios después de su uso, las empresas fabricantes de productos de aplicación agrícola pasan a estar más implicadas con la reducción del impacto medioambiental.

¿Qué es un SCRAP?

Una solución para que las empresas productoras y comercializadoras puedan cumplir con el fomento de la economía circular, en un contexto de sostenibilidad económica y medioambiental, es su adhesión a un Sistema Colectivo de Responsabilidad Ampliada del Productor (SCRAP). Esta entidad sin ánimo de lucro, se encarga de la organización y financiación de la recogida y tratamiento de residuos de envases agrarios.

De esta manera, para las empresas resulta más sencillo cumplir con sus nuevas obligaciones.

Existirá un control del cumplimiento por parte de las administraciones, por lo que las compañías tendrán que inscribirse a un registro de envases del Ministerio y presentar el certificado de pertenecer a un SCRAP. En las facturas tendrá que incluirse el número de registro.

El SCRAP se encarga de documentar todo el proceso para permitir la trazabilidad de los residuos, demostrando el tratamiento y valorización. También se asegura de que la contribución que hace la empresa adherida para el buen tratamiento del envase como residuo quede reflejado en las facturas de manera correcta, clara y diferenciada.

Comparte:
Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Tabla de Contenidos
NUESTROS AGENTES COMERCIALES ESTÁN PARA AYUDARTE
Artículos relacionados
Fertilizante de arranque o starter

Fertilizante de arranque o starter

¿Conoces la función del fertilizante de arranque o starter? Tras un trasplante o plantación de semillas, las plántulas necesitan de una nutrición especial para permitir