Tips para trabajar de forma segura con fertilizantes líquidos

imagen-Tips-para-trabajar-de-forma-segura-con-fertilizantes-líquidos

Los fertilizantes líquidos tienen interesantes ventajas, brindando una forma eficiente y conveniente de suministrar nutrientes esenciales a los cultivos. Por lo que son productos de gran demanda en el sector de la agricultura. No obstante, antes de operar con ellos resulta interesante informarse sobre cómo trabajar de forma segura con fertilizantes líquidos, pues algunos de estos productos pueden resultar dañinos en contacto con las mucosas o la piel.

En este artículo queremos compartir contigo algunas medidas para trabajar de forma segura con fertilizantes líquidos y poder aprovechar así todos sus beneficios para los cultivos.

Lectura sugerida: Soluciones líquidas o fertilizantes sólidos, ¿Cuál elijo?

Tipos de fertilizantes líquidos

Estos fertilizantes, clasificados según su naturaleza química, se dividen principalmente en tres tipos: productos neutros, productos ácidos y productos básicos. Cada categoría desempeña un papel específico en el suministro de nutrientes a las plantas, ofreciendo opciones flexibles para las necesidades agrícolas.

Productos neutros

Los fertilizantes líquidos neutros son aquellos que tienen un pH cercano a 7, considerado neutro en la escala de acidez y alcalinidad. Por tanto, son productos formulados de manera que no afectan significativamente al pH del suelo. Son versátiles y compatibles con una amplia variedad de cultivos. Los fertilizantes neutros son especialmente útiles cuando se desea evitar cambios drásticos en las condiciones del suelo y se prioriza la estabilidad del entorno de cultivo. Además, estos productos no resultan dañinos en contacto con la piel y los ojos, por lo que son similares en este sentido a los fertilizantes sólidos.

Productos ácidos

Los fertilizantes líquidos ácidos son formulados con un pH inferior a 7, lo que significa que tienen propiedades ácidas. Estos fertilizantes pueden proporcionar nutrientes esenciales a las plantas al tiempo que contribuyen a la acidificación del suelo. Son particularmente beneficiosos en suelos alcalinos, donde ayudan a reducir el pH, mejorando así la disponibilidad de ciertos nutrientes. Sin embargo, su aplicación debe ser cuidadosamente gestionada para evitar acidificaciones excesivas que podrían ser perjudiciales. En relación al tema de este artículo, los fertilizantes ácidos son peligrosos y pueden causar daños inmediatos en contacto con la piel y las mucosas. Por lo que el uso de estos requiere saber cómo trabajar de forma segura con fertilizantes líquidos ácidos.

Para indicar esta condición de riesgo, se incluye el icono CPL en las etiquetas.

Productos básicos

Los fertilizantes líquidos básicos tienen un pH superior a 7, lo que los clasifica como alcalinos. Estos productos no solo suministran nutrientes esenciales a las plantas, sino que también pueden ayudar a corregir suelos ácidos.

Casi todos los productos básicos pueden clasificarse como peligrosos si entran en contacto con la piel o los ojos, por lo que también añaden la etiqueta CPL.

Tips para trabajar de forma segura con fertilizantes líquidos

Lo más importante a la hora de trabajar de forma segura con fertilizantes líquidos es conocer bien las características de cada producto. En la Hoja de datos de Seguridad (SDS-Hoja) aparece la información relativa a cada producto consultado. Aquí aparecen especificaciones sobre cómo usar el producto y qué hacer en caso de que entre en contacto con la piel o los ojos.

 

Equipo de Protección Personal (EPP)

El uso de equipo de protección personal es esencial al trabajar con fertilizantes líquidos. Esto incluye guantes resistentes a productos químicos, gafas de seguridad, botas impermeables y ropa de protección. Estos elementos ayudan a prevenir la exposición directa a los fertilizantes y reducen el riesgo de irritaciones cutáneas o inhalación de vapores.

Manipulación y almacenamiento seguros

Al transportar o almacenar fertilizantes líquidos, hay que asegurarse de seguir las instrucciones del fabricante y utilizar equipos diseñados para este fin. Almacenar los productos en áreas designadas y bien ventiladas, lejos de fuentes de calor y llamas, minimiza los riesgos asociados con posibles fugas o reacciones químicas no deseadas.

Estas instalaciones deben tener agua corriente y un aclarador de ojos.

Mezcla y dilución controlada

Para trabajar de forma segura con fertilizantes líquidos hay que mezclar o diluir fertilizantes líquidos de manera controlada y precisa. Utilizando recipientes adecuados y siguiendo las recomendaciones de mezcla del producto. Evita el contacto directo con la piel y los ojos durante este proceso.

Conclusión

Trabajar de forma segura con fertilizantes líquidos es esencial para proteger la salud humana y también el medio ambiente. La combinación de información, equipo de protección personal y prácticas responsables garantiza que la aplicación de fertilizantes sea beneficiosa para los cultivos sin comprometer la seguridad de los trabajadores.

Si tienes dudas sobre el uso seguro de nuestros fertilizantes líquidos, ponte en contacto con nosotros y dese Nevian Fertilizantes estaremos encantados de ayudarte.

Comparte:
Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Tabla de Contenidos
NUESTROS AGENTES COMERCIALES ESTÁN PARA AYUDARTE
Artículos relacionados
Optimiza tu cultivo Fertirrigación

Optimiza tu cultivo: Fertirrigación

La fertirrigación ha revolucionado la forma en que los agricultores aplican nutrientes a sus cultivos. Esta práctica combina la fertilización con la irrigación, permitiendo una