Preguntas sobre el abono del olivo

preguntas sobre el abono del olivo

Conocer en qué consiste el abono del olivo permite al agricultor saber cómo mejorar el rendimiento de su cosecha. Ya que una correcta aportación de nutrientes, en la cantidad y el momento adecuados, es clave para obtener una buena rentabilidad económica. En cambio, la falta de algunos de estos nutrientes puede afectar enormemente a la salud del olivo.

Ahora sí, vamos allá con las preguntas sobre el abono del olivo más frecuentes.

¿Cuándo es la mejor época para fertilizar un olivar?

Los olivos suelen fertilizarse en otoño e inicios de la primavera, cuando el árbol está en su período de crecimiento activo.

La fertilización que se aplica a inicios de primavera parece evitar pérdidas de nitrógeno, así como se favorece un mayor aprovechamiento por parte del olivo. En cualquier caso, es importante seguir las recomendaciones del fabricante del fertilizante para olivos, y aplicar la cantidad adecuada según el tamaño del árbol y la calidad del suelo.

Ten en cuenta lo siguiente:

  • El nitrógeno se necesita en época de floración y cuajado.
  • El potasio es más importante cuando se produce el endurecimiento del hueso y engorde del fruto.
  • Los fósforos son necesarios durante todo el ciclo.

¿Qué tipo de fertilizante debo usar para mi olivo?

Los olivos necesitan una combinación de nutrientes para crecer y producir aceitunas de alta calidad. Es importante usar fertilizantes que contengan nitrógeno, fósforo y potasio, así como micronutrientes como el hierro, el zinc y el cobre. Los fertilizantes orgánicos, como el estiércol o el compost, también pueden ser efectivos para alimentar al olivo.

El mejor fertilizante para tus olivos será aquel que aporte todos los nutrientes más deficitarios de estos. Para conocer cuáles son las deficiencias minerales de tus árboles es recomendable hacer un análisis foliar del olivo, dado que un estudio del suelo nos permitirá saber cuáles son las carencias que tienen nuestros árboles.

Para corregir las carencias minerales de los cultivos pueden aplicarse abonos foliares o al suelo. Los abonados foliares ofrecen resultados más rápidos, siendo los nutrientes más fáciles de asimilar el nitrógeno, el fósforo y el potasio, que precisamente son los más demandados por el olivo.

El olivar requiere aproximadamente las siguientes unidades fertilizantes por cada 1.000 kg de aceitunas producidas: 20-25 kg de Potasio, 15 kg de Nitrógeno y 4-5 kg de Fósforo.

La cantidad de abono por olivo dependerá de la composición del abono empleado, el tamaño del árbol y las deficiencias que sufre. En los olivos jóvenes o pequeños se recomienda aplicar abonos NPK ricos en nitrógeno, ya que este favorece el crecimiento. Mientras que en olivos en producción es más importante el potasio. Tampoco hay que olvidar el calcio, especialmente en terrenos ácidos.

Recuerda que los cuidados que le des a tus olivos se reflejarán en la cantidad y calidad de tus cosechas.

Te recomendamos visitar la página de nuestros fertilizantes NPK, donde encontrarás algunos de los mejores fertilizantes para olivos.

¿Puedo sobrefertilizar mi olivo?

En el procedo del abono del olivo se puede cometer el error de aplicar demasiados nutrientes. Esto puede hacer que el árbol crezca más rápido de la cuenta, con hojas poco resistentes a las plagas y enfermedades más comunes del olivo.

Otro problema es el exceso de nitrógeno en el terreno, que puede afectar a la producción de aceitunas.

Por estos motivos es importante seguir las recomendaciones de los fabricantes del fertilizante y no excederse de la cantidad recomendada.

Tipos y técnicas para el abono del olivo

Como hemos mencionado para proceder al bono del olivo podemos aplicar abonado foliar, por suelo o mediante fertirrigación.

  • Aplicación foliar. Se aplica a través de las hojas para dar al olivo aportes de nitrógeno, potasio y microelementos. Este abonado debe aplicarse entre abril y julio, en primavera. Este tipo de abonado del olivo debe trabajar en armonía con el abono de las raíces.
  • Aplicación en secado o en suelo. Es el abonado del olivo más tradicional y popular en nuestro país. Se aplica el fertilizante directamente en el suelo para que las raíces lo absorban por sí solas. Para el abono en seco se aconsejan los fertilizantes granulados aplicados a final del invierno.
  • Fertirrigación. Combina los nutrientes líquidos del producto con el agua que entra por la raíz. Esta técnica de abonado del olivo se realiza mediante el sistema de riego, lo que aumenta el rendimiento del olivar.

 

Cuidados para mantener los olivos jóvenes

  • Realizar podas que mantengan una relación hoja/madera alta, eliminando ramas viejas para fomentar la aparición de nuevas.
  • Esta poda facilita la recolección de la aceituna.
  • Eliminación de ramas de olivo débiles o infectadas de enfermedades como la tuberculosis.
  • Aplicación de tratamientos para el control de plagas y enfermedades del olivo (la mosca del olivo, el ácaro del olivo y la tizón tardía, entre otras)
  • Eliminación de malas hierbas.
  • Aplicación del abono que necesita el olivar para adquirir los minerales de los que sufre deficiencias y evitar así el estrés.

En Nevian Fertilizantes disponemos de todos los productos que necesitas para el cultivo y el abono del olivo. Además, fabricamos productos a medida para satisfacer las necesidades particulares de tu cultivo.

Comparte:
Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Tabla de Contenidos
NUESTROS AGENTES COMERCIALES ESTÁN PARA AYUDARTE
Artículos relacionados
Optimiza tu cultivo Fertirrigación

Optimiza tu cultivo: Fertirrigación

La fertirrigación ha revolucionado la forma en que los agricultores aplican nutrientes a sus cultivos. Esta práctica combina la fertilización con la irrigación, permitiendo una