¿Cómo analizar el agua de riego?

Cómo analizar el agua de riego

En este artículo de nuestro blog vamos a contarte cómo analizar el agua de riego y cómo interpretar estos análisis.

El riego es la principal fuente de alimentación de los cultivos. Por eso, saber cómo analizar el agua de riego es una herramienta con un gran potencial para los agricultores. Ya que al conocer las características químicas del agua del riego, el agricultor puede mejorar el rendimiento del cultivo.

¿Para qué sirven los análisis del agua de riego?

Analizar el agua de riego permite al agricultor conocer la aportación de nutrientes que deja el riego en el cultivo. Esto permite conocer las necesidades reales del sistema agrícola y las características de éste. De esta forma, es posible diseñar programas de fertilización a medida.

Para un buen resultado, se deberá analizar el agua de riego antes de empezar con la temporada de riego y fertilización. Aunque es recomendable repetir este proceso periódicamente, ya que los parámetros del agua pueden cambiar según la estación y otros factores.

¿Cómo tomar un análisis del agua de riego?

La eficacia de un análisis del agua de riego dependerá principalmente de la representatividad de la muestra que se coja.

  • La muestra deberá ser al menos de un litro de agua, y deberá tomarse en un envase transparente limpio, que no haya contenido otra sustancia antes que pudiera modificar el resultado.
  • La muestra tendrá que llenarse por completo, para dejar la menor cantidad de aire en el interior del envase.
  • Cuando se obtiene el agua de un embalse o río, lo ideal es tomar varias muestras y mezclarlas homogéneamente.
  • Si necesitas obtener agua de un pozo, mejor tomar la muestra cuando haya pasado un tiempo desde que la bomba empieza a extraer agua.

     

¿Qué información da el análisis del agua de riego?

Con una muestra del agua de riego se puede obtener la siguiente información:

  • pH
  • Conductividad eléctrica
  • Cationes
  • Aniones
  • Micronutrientes

Alcalinidad y pH del agua

Cuando la alcalinidad del agua es elevada, el suelo recibe mayor cantidad de carbonatos y bicarbonatos. Esto causa que el pH ascienda.

En este otro artículo te hablamos de la función del pH en el cultivo.

Se puede establecer un rango de pH óptimo cuando va de 6,5 a 7,5.

Conductividad eléctrica (Cea)

Esta establece la capacidad del agua para conducir la electricidad. Crece cuando aumenta la concentración de sales.

Conforme aumenta la CEa, aumenta la salinidad del agua analizada. Cuando no se dispone de conductímetro se toma como referencia la concentración de sólidos solubles (TSD).

Sodicidad (Relación de Adsorción de Sodio (RAS)

Este valor compara la relación de sodio con respecto otros cationes.

Una concentración de sodio alta en el agua de riego afecta negativamente a la estructura del suelo, hace que se dispersen las arcillas y se reduce la infiltración. El RAS (relación de absorción de Sodio) da información sobre la proporción relativa en que se encuentra el sodio respecto al calcio y magnesio.

Toxicidad de iones específicos

Algunas sales pueden ser tóxicas y ocasionar desequilibrios en la absorción de nutrientes si se acumulan en demasía.

Algunos de ellos son los cloruros, el sodio, el cloro, el calcio y el magnesio.

Interpretación final

Con el resultado del análisis del riego, el agricultor puede saber si este agua es idónea para el cultivo. Con esta información se pueden tomar medidas correctivas y aplicar los fertilizantes adecuados.

En Nevian Fertilizantes te brindamos todo nuestro conocimiento en fertilizantes a medida y abonos para cultivos. Contacta con nosotros para saber qué necesita tu cultivo según el resultado del análisis de riego.

Comparte:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Tabla de Contenidos
NUESTROS AGENTES COMERCIALES ESTÁN PARA AYUDARTE
Artículos relacionados