Cómo utilizar abonos con micronutrientes en tus cultivos

Cómo utilizar abonos con micronutrientes en tus cultivos

Los micronutrientes son elementos que los cultivo necesitan en una cantidad inferior a los macronutrientes. Sin embargo, esto no significa que sean menos importantes. Pues aunque la cantidad empleada sea menor, utilizar abonos con micronutrientes como el hierro, manganeso, zinc, boro, cobre y molibdeno es esencial para el adecuado crecimiento y desarrollo de las plantas.

Como fabricantes de abonos y fertilizantes en Granada, en el artículo de hoy compartimos contigo algunos consejos sobre cómo utilizar abonos con micronutrientes de manera efectiva en tus cultivos.

¿Qué son los abonos con micronutrientes?

Los abonos con micronutrientes son productos fertilizantes que contienen nutrientes esenciales en pequeñas cantidades, conocidos como micronutrientes.

Los micronutrientes más comunes que se encuentran en los abonos son:

  • Hierro (Fe): Es esencial para la formación de clorofila y para la fotosíntesis de las plantas. El hierro desempeña un papel crucial en el transporte de electrones en las reacciones fotosintéticas.
  • Manganeso (Mn): Es necesario para el proceso de fotosíntesis y también está involucrado en la síntesis de carbohidratos y proteínas.
  • Zinc (Zn): Es fundamental para la síntesis de hormonas de crecimiento y enzimas, y también juega un papel importante en la división celular y la síntesis de proteínas.
  • Cobre (Cu): Es esencial para la formación de clorofila y también está involucrado en la fotosíntesis y la respiración celular.
  • Boro (B): Es necesario para el transporte de azúcares y la formación de paredes celulares, así como para la regulación de hormonas vegetales.
  • Molibdeno (Mo): Es un componente importante de varias enzimas y es esencial para la fijación de nitrógeno en las plantas.

Un diagnóstico del suelo previo

Antes de aplicar cualquier tipo de abono, es importante realizar un análisis del suelo para determinar su contenido de nutrientes, incluyendo los micronutrientes. Un análisis de suelo te proporcionará información crucial sobre las necesidades específicas de tu cultivo y te ayudará a identificar posibles deficiencias de micronutrientes.

Descubre aquí cómo hacer un análisis del suelo de tu cultivo

Selección del abono adecuado

Existen diferentes formulaciones de abonos con micronutrientes disponibles en el mercado. Es importante elegir un producto que contenga los micronutrientes necesarios para tu cultivo en concreto y sus necesidades, y que esté en la forma más fácilmente absorbible por las plantas.

Los abonos con quelatos son una opción popular, ya que permiten que los micronutrientes estén disponibles para las plantas incluso en suelos alcalinos o con pH elevado.

Tener en cuenta el momento de la aplicación

La mayoría de los abonos con micronutrientes se aplican en la etapa de crecimiento activo de las plantas, cuando la demanda de nutrientes es mayor. Sigue las recomendaciones del fabricante y ten en cuenta el ciclo de vida de tu cultivo para determinar el momento adecuado para la aplicación.

Elige la dosificación adecuada

Es fundamental seguir las instrucciones de dosificación del fabricante para evitar aplicar demasiado o muy poco abono con micronutrientes. Una aplicación excesiva puede ser perjudicial para las plantas y el medio ambiente, mientras que una dosis insuficiente no proporcionará los beneficios deseados y puede conllevar deficiencias en el cultivo.

Forma de aplicación de los abonos con micronutrientes

Los abonos con micronutrientes se pueden aplicar de diferentes formas, como aplicaciones foliares o aplicación al suelo. Las aplicaciones foliares son útiles cuando se necesita una respuesta rápida o para corregir deficiencias específicas en la planta, mientras que la aplicación al suelo es más adecuada para la corrección y prevención de deficiencias a largo plazo.

Rotación de nutrientes

Evita aplicar abonos con micronutrientes de forma continua y excesiva en el mismo lugar, ya que esto puede provocar una acumulación y desequilibrio de nutrientes. Considera la rotación de cultivos y la alternancia de abonos para mantener la salud del suelo y garantizar una nutrición equilibrada de las plantas.

Conclusión

En resumen, el uso adecuado de abonos con micronutrientes es esencial para promover un crecimiento saludable y una buena producción en tus cultivos.

Realiza un diagnóstico del suelo, selecciona el abono adecuado, aplica la dosis recomendada en el momento oportuno y considera la rotación de nutrientes para mantener la salud del suelo y maximizar los beneficios para tus plantas. Con una nutrición balanceada, tus cultivos estarán más vigorosos y tendrán una mejor resistencia a enfermedades y condiciones adversas.

Si tienes dudas sobre qué abonos con micronutrientes elegir para tu cultivo, contacta con nosotros. Desde Nevian Fertilizantes estaremos encantados de asesorarte. Además, podemos fabricar abonos y fertilizantes a medida, elaborados en función de las necesidades de tus cultivos. De esta manera mejorarás la rentabilidad de los mismos, obteniendo un mayor beneficio.

 

 

Comparte:
Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Tabla de Contenidos
NUESTROS AGENTES COMERCIALES ESTÁN PARA AYUDARTE
Artículos relacionados
Optimiza tu cultivo Fertirrigación

Optimiza tu cultivo: Fertirrigación

La fertirrigación ha revolucionado la forma en que los agricultores aplican nutrientes a sus cultivos. Esta práctica combina la fertilización con la irrigación, permitiendo una