Cómo hacer de forma correcta el cálculo de abonado

Cómo hacer de forma correcta el cálculo de abonado

Hacer de forma correcta el cálculo de abonado es un aspecto fundamental para proporcionar a las plantas justo los nutrientes que necesitan, a la vez que sacamos el máximo partido al abono, sin desperdiciarlo ni perder dinero en un uso inadecuado del mismo.

En este artículo de Nevian Fertilizantes, te contamos cuáles son los errores frecuentes que debes evitar para hacer de forma correcta el cálculo de abonado.

Lectura sugerida: Cómo hacer un uso responsable de la fertilización

No realizar un análisis de suelo

Así como un médico no recetaría un medicamento sin un diagnóstico adecuado, el abonado sin un análisis de suelo es una práctica arriesgada. Los análisis de suelos agrícolas proporcionan información crucial sobre la textura del suelo, su pH, contenido de materia orgánica, conductividad eléctrica y niveles de nutrientes como fósforo y potasio.

Conocer estos datos es esencial para hacer de forma correcta el cálculo de abonado, preciso y adaptado a las necesidades específicas del cultivo.

Desconocer la composición del abono aplicado

Este error es particularmente relevante al utilizar abonos orgánicos, como el estiércol. Ya que la composición de nutrientes puede variar significativamente entre estiércoles de diferentes animales. Conocer la procedencia y la composición específica del abono es esencial para ajustar las dosis de aplicación de manera precisa.

No identificar el nutriente limitante a la hora de hacer de forma correcta el cálculo de abonado

Según la Ley del Mínimo de Liebig, el crecimiento de las plantas está limitado por el nutriente más escaso. Identificar este nutriente limitante es esencial para favorecer un desarrollo óptimo y hacer de forma correcta el cálculo de abonado. Pues aumentar la cantidad del nutriente limitante, en lugar de los más abundantes, es clave para optimizar el abonado y maximizar la salud y productividad de las plantas.

No tener en consideración los nutrientes del riego

El agua de riego aporta nutrientes a las plantas, y es fundamental tenerlo en cuenta al calcular el abonado.

Analizar el agua para conocer la concentración de nutrientes, especialmente el nitrato-nitrógeno, permite ajustar las dosis de fertilizantes y evitar la toxicidad causada por un exceso de nutrientes.

No fraccionar correctamente el abonado

Fraccionar el abonado es una práctica recomendada para aprovechar al máximo los nutrientes y evitar pérdidas por lixiviación, escorrentía o volatilización. A pesar de esta recomendación, algunos agricultores aún aplican el abono de una sola vez, aumentando el riesgo de pérdida de nutrientes. Fraccionar adecuadamente el abonado garantiza una utilización más eficiente de los nutrientes por parte de las plantas.

Conclusión: Cómo hacer de forma correcta el cálculo de abonado

Optimizar el cálculo de abonado requiere atención a todos estos detalles y la consideración de múltiples factores. Evitar los errores comunes mencionados y adoptar un enfoque basado en análisis de suelo, conocimiento de la composición del abono y fraccionamiento adecuado del abonado contribuirá significativamente al éxito de tu cultivo. Con estos principios en mente, podrás proporcionar a tus plantas los nutrientes necesarios de manera eficiente y sostenible. Recuerda, un abonado adecuado no solo beneficia a tus plantas, sino también a tu bolsillo y al medio ambiente.

Desde Nevian Fertilizantes te ayudamos a conseguirlo con nuestros productos y fertilizantes a medida. ¡Contacta con nosotros para más información y te asesoraremos encantados!

Comparte:
Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
Tabla de Contenidos
NUESTROS AGENTES COMERCIALES ESTÁN PARA AYUDARTE
Artículos relacionados
Optimiza tu cultivo Fertirrigación

Optimiza tu cultivo: Fertirrigación

La fertirrigación ha revolucionado la forma en que los agricultores aplican nutrientes a sus cultivos. Esta práctica combina la fertilización con la irrigación, permitiendo una